La declaración anual es un reporte en el que los contribuyentes detallan los ingresos y egresos realizados en el ejercicio fiscal anterior. Para elaborar la declaración, se deben considerar los ingresos, las deducciones personales, pagos provisionales y retenciones.

Las personas físicas deben presentar su reporte de gastos realizados durante el ejercicio 2020 ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) a finales del mes de abril como todos los años.

Las personas físicas con las siguientes características deben presentar la declaración:

-Trabajadores independientes por honorarios.

-Quienes hayan percibido ingresos anuales mayores de 400 mil pesos.

-Los que recibieron ingresos de dos patrones, aun cuando no sean mayores a 400 mil pesos.

-Quienes hayan percibido ingresos por liquidación, indemnización laboral, pensión o jubilación.

-Quienes cobran rentas de algún inmueble.

-En el caso de haber recibido algún préstamo, donativo o premio durante el año pasado, no superior a los 600 mil pesos.

-En caso de enajenación de bienes como casas habitación, herencias, premios obtenidos y legados siempre y cuando no sobrepasen los 500 mil pesos

-Si el salario proviene del extranjero o de personas no obligadas a retener.

-Actividades empresariales, incluidas quienes tributan en el Régimen de Incorporación Fiscal y optaron por hacer pagos provisionales bimestrales aplicando coeficiente de utilidad.

-Actividades empresariales realizadas únicamente a través de plataformas tecnológicas que no hayan optado por realizar pagos definitivos.

Las personas físicas podrán presentar su declaración anual mediante una cita o en línea. Para hacerlo por internet, hay que acceder al sitio web del SAT (https://www.sat.gob.mx) y capturar allí el RFC, contraseña y e.firma portable.

Después seleccionar la opción “presentar declaración”, da clic allí y se continúa proporcionando los datos que te pide el sistema. Elige el tipo de declaración que presentarás y finaliza el proceso.

El SAT ofrecerá dos opciones para la captura de tu declaración, la propuesta o la manual. Se puede optar por la que más sea de tu conveniencia.

En caso de contar con saldo a favor, también será necesario tener los datos bancarios, como Banco y CLABE.

¿Cómo solicitar o actualizar mi contraseña a través del SAT ID?

  • En el portal digital del SAT, ingresar a: otros trámites y servicios, a continuación dar clic en la sección de ‘Identificación y firmado electrónico’
  • Acceder a ‘Solicitud de contraseña o actualización de Contraseña a través de SAT ID’
  • En referencia a desear validar información previamente otorgada, dar clic en la sección de ‘requisitos’, de caso contrario, clic en ‘Iniciar trámite generación de contraseña’
  • Ingresar datos como RFC, correo electrónico válido y número de teléfono celular.
  • En tu correo electrónico o en tu celular recibirás un código el cual hay que ingresarlo en la siguiente pantalla y seleccionar la opción ‘continuar’
  • Ingresar el código otorgado para posteriormente dar clic en ‘Seleccionar archivo’
  • Seleccionar tipo de documento a integrar
  • Grabar un video con la frase otorgada y dar clic en ‘Grabar’ para iniciar la grabación.
  • Dar clic en ‘Firmar solicitud’ una vez revisado y validados los datos correspondientes.
  • Firmar la solicitud lo más parecido a tu identificación oficial y sin salirse del recuadro.
  • Una vez concluido el trámite, se debe descargar el acuse en formato PDF

¿Qué son las deducciones personales?

Son los gastos que los contribuyentes tienen derecho a disminuir de los ingresos acumulables en la Declaración Anual del ejercicio. Las personas físicas que trabajan para una empresa o patrón, no tienen la obligación de presentarla, aunque pueden hacer gastos deducibles en cualquier momento del año.

Estos gastos pueden ser:

  • Honorarios médicos, dentales y por servicios profesionales en materia de psicología y nutrición.
  • Son deducibles si son prestados por personas con título profesional legalmente expedido y registrado por las autoridades educativas competentes.
  • Gastos hospitalarios y medicinas incluidas en facturas de hospitales.

No proceden los comprobantes de farmacias.

  • Honorarios a enfermeras. *
  • Análisis, estudios clínicos. *
  • Compra o alquiler de aparatos para el restablecimiento o rehabilitación del paciente. *
  • Prótesis. *
  • Compra de lentes ópticos graduados para corregir efectos visuales. *
  • Primas por seguros de gastos médicos, complementarios o independientes de los servicios de salud proporcionados por instituciones públicas de seguridad social.

Dichos gastos por salud serán deducibles cuando hayan sido efectuados para ti, tu cónyuge o concubino/a, tus padres, abuelos, hijos y nietos.

  • Educación.
  • Colegiaturas en instituciones educativas privadas con validez oficial de estudios. Desde nivel preescolar hasta bachillerato o equivalente, por los montos siguientes (límite anual de deducción):

– Preescolar: 14,200 pesos.

– Primaria: 12,900 pesos.

– Secundaria: 19,900 pesos.

-Profesional técnico: 17,100 pesos.

-Bachillerato o su equivalente: 24,500 pesos.

Para hacer efectivo este beneficio, requieres contar con el comprobante de pago correspondiente.

Cuando realices pagos en un mismo ejercicio fiscal, por una misma persona, por servicios de enseñanza correspondientes a dos niveles educativos, el límite anual de deducción que puedes disminuir es el que corresponde al monto mayor de los dos niveles, independientemente de que se trate del nivel que concluyó o el que inició.

Las cuotas por concepto de inscripción o reinscripción no pueden ser deducibles.

  • Transporte escolar, sólo si es obligatorio.
  • Otros.
  • Gastos funerarios de tu cónyuge o concubino/a, así como para tus padres, abuelos, hijos y nietos, podrás realizarlos con cualquier medio de pago y debes contar con la factura.
  • Intereses reales devengados y efectivamente pagados por créditos hipotecarios, destinados a tu casa habitación, contratados con el sistema financiero, INFONAVIT o FOVISSSTE, entre otras, y siempre que el crédito otorgado no exceda de setecientas cincuenta mil unidades de inversión.
  • Donativos otorgados a instituciones autorizadas para recibir donativos.

No serán onerosos ni remunerativos (que no se otorguen como pago o a cambio de servicios recibidos).

El monto de los donativos no excederá de 7% de los ingresos acumulables que sirvieron de base para calcular el impuesto sobre la renta del año anterior, antes de aplicar las deducciones personales correspondientes a dicho año.

  • Aportaciones complementarias de retiro realizadas en la subcuenta de aportaciones voluntarias de tus planes personales de retiro (Afore).
  • El pago por impuestos locales por salarios, cuya tasa no exceda 5%.

El pago de estos gastos requieres realizarlo mediante cheque nominativo del contribuyente, transferencia electrónica de fondos, tarjeta de crédito, de débito o de servicios. La deducción no procede si el pago fue realizado en efectivo.

Puedes obtener un saldo a favor, si presentas tus deducciones en tu Declaración Anual.

El monto total de las deducciones personales (excepto gastos médicos por incapacidad y discapacidad, donativos, aportaciones voluntarias y aportaciones complementarias de retiro, así como estímulos fiscales) no puede exceder de cinco Unidades de Medida y Actualización (UMA) anuales o del 15% total de tus ingresos, incluidos los exentos, lo que resulte menor.

Para más información consulta a las disposiciones fiscales aplicables al régimen que te corresponda, donde podrás checar específicamente los ordenamientos jurídicos de tu actividad.

Todos los constituyentes deben cumplir en tiempo y forma con sus declaraciones, de no hacerlo puede hacerlos acreedores a multas, tales como:

  • Por obligación no declarada, una multa que va desde los 1,400 pesos hasta los 17,370 pesos.
  • Por no presentar la declaración anual, pueden tener una multa que va desde los 1,400 pesos a los 34,730 pesos.
  • En caso de que el contribuyente esté obligado a presentar sus declaraciones por internet y no lo haga, lo realice fuera de plazo o no cumpla con los requerimientos, puede generar una multa de hasta 28,490 pesos.
  • Si el contribuyente ya fue multado y no realiza el pago en tiempo y forma, puede hacerse acreedor a sanciones adicionales.

Por otro lado, el historial crediticio del contribuyente también se puede ver afectado en caso de impagos, retrasos o errores en la declaración anual, ya que el SAT comparte estos adeudos con las Sociedades de Información Crediticia, entre ellas el Buró de Crédito, por lo que también puede generar las siguientes dificultades:

  • Acceso a créditos debido una mala calificación en el historial crediticio.
  • Los bancos pueden ofrecer no las mejores condiciones, como tasas de interés más altas, debido a que la actividad financiera está catalogada como riesgosa.

Todos los constituyentes deben cumplir en tiempo y forma con sus declaraciones, de no hacerlo puede hacerlos acreedores a multas, tales como:

  • Por obligación no declarada, una multa que va desde los 1,400 pesos hasta los 17,370 pesos.
  • Por no presentar la declaración anual, pueden tener una multa que va desde los 1,400 pesos a los 34,730 pesos.
  • En caso de que el contribuyente esté obligado a presentar sus declaraciones por internet y no lo haga, lo realice fuera de plazo o no cumpla con los requerimientos, puede generar una multa de hasta 28,490 pesos.
  • Si el contribuyente ya fue multado y no realiza el pago en tiempo y forma, puede hacerse acreedor a sanciones adicionales.

Por otro lado, el historial crediticio del contribuyente también se puede ver afectado en caso de impagos, retrasos o errores en la declaración anual, ya que el SAT comparte estos adeudos con las Sociedades de Información Crediticia, entre ellas el Buró de Crédito, por lo que también puede generar las siguientes dificultades:

  • Acceso a créditos debido una mala calificación en el historial crediticio.
  • Los bancos pueden ofrecer no las mejores condiciones, como tasas de interés más altas, debido a que la actividad financiera está catalogada como riesgosa.